“Asunción es una jungla de cemento mal hecha donde el peatón vive en un ambiente muy violento”. Entrevista a Juan Galeano Grassi

Por Marcos Pérez Talia.

En esta entrevista traemos las reflexiones de Juan Galeano Grassi, precandidato a Intendente de Asunción por el Encuentro Nacional. Aborda sus principales ejes en caso de acceder al gobierno municipal, las chances de una eventual alianza opositora en la capital y sus expectativas de cara el proceso eleccionario del 2021.

¿Cuáles serían tus tres principales ejes si llegas a la Intendencia de Asunción?

El primer punto es el saneamiento de las finanzas. Cualquier proyecto que planteemos a la municipalidad va a requerir gastos. Hoy la municipalidad está en quiebra técnica porque lo poco que puede recaudar va para pagar salarios, gastos rígidos y prácticamente no queda nada para inversión en obras. El presupuesto presentado la semana pasada por el Intendente Rodríguez señaló que en 2020 no hubo gastos en obras. Lo poco que se utilizó fue para bachear y pintar unos puntos y algunas obras presupuestadas del 2019. Entonces, en 2020 no hubo inversión en obras y solo se gastó para pagar salarios. Obtuvimos préstamos y bonos para seguir pagando salarios. Por cada 1 guaraní que se recauda tenemos 1.23 guaraníes de deuda. Estamos en default técnico. 

Esto nos lleva a otro punto. Asunción es una ciudad que no cuenta con una ley de capitalidad. A diferencia de otras capitales no cuenta con una compensación económica, de parte del Estado central, para que Asunción pueda mejorar obras, capacidad de servicios, no solo para los ciudadanos asuncenos sino para aquellos que vienen a trabajar, extranjeros, etc. Asunción es el centro financiero del país, están todas las embajadas, los ministerios, organismos internacionales, y hay 2 millones de personas que entran todos los días a la ciudad pero que no contribuyen con los gastos que tienen que ver con infraestructura, recolección de residuos, tránsito, etc. Eso solo pagamos los asuncenos que sí tributamos, que alcanza a solo el 35% de la población de la ciudad. Allí entra otra cuestión que es la evasión tributaria que es muy alta. 

Tenemos que alcanzar mucha madurez para aliarnos, porque la oferta del otro lado, del Partido Colorado, no ha cambiado desde la caída de Stroessner. Es una oferta que simplemente ha utilizado los mismos vicios del pasado (prebenda, tráfico de influencia, conflictos de interés) para beneficiar a unos pocos en detrimento de la población en general.

Entonces, cuando hablamos de saneamiento de las finanzas, tenemos que eliminar las cajas paralelas en la Dirección de Recaudaciones. Y te hablo con propiedad porque yo denuncié penalmente eso, dos personas fueron detenidas, hay un sumario administrativo y un proceso penal. Yo fui el denunciante principal y el caso está trabado en la justicia. También tenemos cajas paralelas en la Policía Municipal de Tránsito y en los mercados de abasto. En síntesis, en los puntos donde la municipalidad tiene que recaudar tributos y tasas para brindar mejores servicios, parte del dinero es desviado. 

Esta situación tiene consecuencias. El ciudadano no quiere pagar impuestos donde no hay confianza. Si no se ve la inversión del dinero que se tributa, la gente no quiere pagar más. Por eso no podemos subir impuestos, porque sería atacar principalmente a los que ya están pagando. Tenemos que trabajar para llegar a ciudadanos que no están pagando y explicar que su dinero va a ser bien invertido en obras y servicios, lo cual hoy no hay. 

Esto nos lleva a otro punto que tiene que ver con obras. Asunción se quedó en el tiempo, fácil está estancada hace más de 40 años. La ciudad está programada para recibir a 500.000 personas, pero todos los días recibe a 2 millones. Por ende, cuando hablamos de obras, hay que hacer nuevas avenidas o reconstruir aquellas que tienen su vida útil vencida. Ahora mismo Artigas parece una avenida de Stalingrado en 1943; está absolutamente reventada y uno se pregunta cómo una capital puede tener avenidas así. Y es porque nos quedamos en el tiempo. Por una cuestión prebendaria se priorizó utilizar el poco dinero que entraba en salarios, antes que utilizarlo en obras que beneficien a todos. 

El tercer punto tiene que ver con una cuestión holística que se refiere a espacios verdes y salud pública. Asunción tiene espacios verdes muy reducidos o inutilizados. Tenemos ejemplos como el Jardín Botánico, el Parque Caballero, el Parque Carlos Antonio López, la reserva del Banco San Miguel donde está el Club Mbigua, entre otros espacios que no estamos aprovechando de la mejor manera debido a la falta de gestión. Cuando trabajamos lugares para que la ciudadanía pueda recrearse, también trabajamos en salud. De nada sirve que tengamos a una población sedentaria y que no haga ejercicios, que luego llenen hospitales con ataques al corazón, diabetes y un montón de enfermedades crónicas que, al final, nos sale mucho más caro como ciudad y como país. 

Asunción tiene que ser una ciudad vivible, con calidad de vida. Eso no tiene únicamente que ver con calles, viaductos o túneles para mejorar el tránsito. Tenemos que dignificar al ciudadano ocupándonos de problemas bien concretos para que uno pueda sentirse orgulloso de vivir en la capital. Hoy por hoy Asunción es una jungla de cemento mal hecha donde el peatón vive en un ambiente muy violento debido a la cantidad enorme de autos particulares, con un sistema de transporte público absolutamente deficiente. Ahí la municipalidad tiene que colaborar, porque cuando hablamos de transporte público necesitamos una intervención fuerte del gobierno central.

En resumen, tenemos que avanzar en arreglar las finanzas, las obras y la calidad de vida, los espacios públicos verdes y la salud de los ciudadanos. 

A propósito del proceso electoral, ¿cuán factible es la unión de la oposición y qué circunstancias deberían darse para eso?

Nosotros estamos en un partido de centro que es el Encuentro Nacional, y de hecho hemos logrado ya una alianza con el partido Demócrata Cristiano y un movimiento asunceno que se llama Plan de Acción Ciudadana. Vemos la importancia de alianzas entre personas que pensamos y apuntamos hacia un mismo objetivo. También coincidimos con muchísimas personas que están en el PLRA, Patria Querida, partidos de izquierda o el mismo Partido Colorado. 

Entendemos que hay una crisis que golpeó, no solo a lo estructural, sino también a la salud. Estamos con el cóctel perfecto para irnos al cuerno. Siendo que estamos tocando fondo como sociedad, tenemos que darle una respuesta a la ciudadanía. Esa respuesta tiene que venir de actores políticos que comprendan la seriedad de la situación. 

Tenemos que alcanzar mucha madurez para aliarnos, porque la oferta del otro lado, del Partido Colorado, no ha cambiado desde la caída de Stroessner. Es una oferta que simplemente ha utilizado los mismos vicios del pasado (prebenda, tráfico de influencia, conflictos de interés) para beneficiar a unos pocos en detrimento de la población en general. Si queremos cambiar realmente tenemos que hacer un esfuerzo, demostrar madurez política y unirnos. En ese sentido, ya hemos conversado con Eduardo Nakayama, con Seba García y coincidimos en que la alianza es importante. Pero coincidimos también que no hay que aliarse a cualquier precio. Tampoco podemos hacernos los románticos y debatir sobre macanas. Tenemos que debatir sobre puntos bien específicos de la ciudad y llevarlos adelante, como por ejemplo la transparencia y la austeridad. Tenemos que cortar un montón de gastos. Yo vengo del mundo empresarial y en las empresas si gastas más de lo que recaudas estás en quiebra. Del mismo modo tiene que funcionar el Estado. En este momento gastamos más de lo que tenemos, encima en recursos humanos poco eficientes. Sobre esos puntos coincidimos muchísimo con Nakayama y Seba García, mucho más de lo que creemos. Vamos por buen camino para una alianza. 

Tenemos que buscar estas alianzas para que el Partido Colorado no vuelva a ganar. O, mejor dicho, para que nosotros ganemos. A mi francamente no me interesa mucho lo que haga el Partido Colorado. Me quiero concentrar en lo que somos nosotros, si somos una opción o no para la ciudadanía. Si bien se vendió mucho el eslogan “#ANRNuncaMás”, el ciudadano va a preguntar qué opciones hay. Y si no hay opciones el ciudadano va a volver a votar a la ANR aplicando la famosa frase “mejor loco conocido que loco por conocer”. 

Para concluir, ¿cuáles son tus expectativas de cara al proceso electoral que se viene?

Quisiera destacar la importancia de la participación electoral. En Paraguay contamos con un promedio de participación en las municipales en torno al 40%. Es decir, solo 4 de cada 10 votan en las elecciones municipales. Y de esas 4 personas que votan, una parte es movida por las maquinarias electorales. Entonces, prácticamente no se ganan elecciones municipales, se compran. En Asunción quizá sea un poco menos, pero en gran parte del interior es así. 

El mensaje importante es que la ciudadanía tiene que participar y salir a votar. O, de lo contrario, con chauchas y palitos nos compran la democracia. Y es un daño enorme que le hacemos a nuestro país y a todo lo que está sufriendo nuestra sociedad.

Es importante que comprendamos que esas falacias de que “no hay nadie a quien votar” y que “todos son iguales”, no son reales. Tenemos que vencer esas dos mentiras que forman parte de la propaganda electoral del oficialismo. Venden falazmente el cuento de que no hay opciones y son todos iguales para que la gente se sienta desmotivada. Cuando no estás motivado, no te vas a votar. Y eso le deja el espacio libre para que salgan victoriosos en las elecciones aquellos que usan el dinero del narcotráfico, tráfico de armas, contrabando y todo el dinero negro que mueve nuestra economía.

En contrapartida, si es que la ciudadanía se levanta y salimos a votar en masa -llegar hasta el 80% de participación, por ejemplo- son enormes los cambios que vamos a ver en las personas que vamos a estar eligiendo. Eso es importante, no solo para las municipales, sino además para las generales del 2023. Únicamente con altos niveles de participación electoral vamos a mejorar como sociedad.

Imagen de portada: Ultima Hora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s