¿Cuáles son los trabajos del futuro?

Serie especial de Terere Cómplice “El futuro del trabajo y los trabajos del futuro”

Por Claudia Pompa.

“Actualmente estamos preparando a los estudiantes para trabajos que aún no existen, utilizando tecnologías que aún no se han inventado, para resolver problemas que ni siquiera sabemos que son problemas”. Esta frase de Richard Riley, Secretario de Educación durante el gobierno de Bill Clinton, nos ayuda a comprender complejidad del futuro del trabajo.  Estudios realizados señalan que el 65% de los niños en la escuela primaria de hoy probablemente van a trabajar en sectores laborales que actualmente no existen. En este contexto la discusión acerca de cuáles son los trabajos del futuro y la habilidades que necesitamos para los mismos, se vuelve primordial. 

Las últimas décadas han visto una profunda transformación de la fuerza laboral; y lo más probable es que esta tendencia continúe a futuro. Como hemos visto en artículos anteriores de esta serie, los procesos de innovación tecnológica, la automatización, digitalización y el incremento en el uso de inteligencia artificial, no solo tienen un impacto en las funciones y tipos de puestos de trabajo sino también en las habilidades requeridas para acceder a estos puestos. Si bien el Foro Económico Mundial estima que para el 2025 los avances tecnológicos crearán 97 millones de nuevos puestos de trabajo, la gran pregunta es ¿qué sectores o industrias producirán la mayor cantidad de nuevos empleos? y ¿cuáles serán los sectores o industrias que verán el mayor declive de trabajos? 

Las proyecciones al respecto demuestran que una gran cantidad de nuevos trabajos estarán en el sector de tecnologías. Algunos de los puestos con mayor demanda a nivel global son analistas de datos, especialistas en inteligencia artificial y machine learning, expertos/as en robótica, desarrolladores/as de software, y especialistas en transformación digital. En los últimos años también hemos visto una serie de roles nuevos en diferentes industrias, tales como expertos/as en comercio electrónico, ingenieros/as en energías renovables y especialistas en fintech, o tecnología aplicada en el sector de servicios financieros. 

Además, debido a los cambios demográficos en ciertas regiones y al continuo envejecimiento de la población, se espera una demanda considerable de personal en sectores como educación (profesores, maestros, trabajadores de cuidado infantil y profesionales que trabajan en enseñanza) y salud (doctores, enfermeras, asistentes médicos, farmacéuticos, terapeutas, asistentes de salud, técnicos de salud, trabajadores comunitarios y sociales). 

A su vez, los roles que se espera sufran una considerable reducción a nivel global en los próximos años son aquellos que se encuentran en riesgo de ser automatizados o desplazados debido a la innovación tecnológica. Estos incluyen puestos tales como personal de procesamiento de datos, profesionales de contabilidad y auditoría, secretarios administrativos y ejecutivos, personal de fábrica, y personal de servicios comerciales y administrativos. Si bien en muchas economías estos trabajos todavía siguen en auge, es importante empezar a considerar qué tipos de nuevas competencias y habilidades las personas en estos sectores necesitarán a fin de poder mantener su empleabilidad y transitar a distintos sectores que estén generando nuevos empleos. 

En el transcurso de la próxima década se espera la creación de nuevos trabajos en ocupaciones completamente nuevas, o de nuevos trabajos en ocupaciones ya existentes pero que han experimentado transformaciones en cuanto a su contenido y habilidades requeridas. Si bien es altamente probable que estos nuevos trabajos requieran de la adaptación a-y uso de–nuevas tecnologías, los mismos también tendrán un componente importante de interacción interpersonal. 

los procesos de innovación tecnológica, la automatización, digitalización y el incremento en el uso de inteligencia artificial, no solo tienen un impacto en las funciones y tipos de puestos de trabajo sino también en las habilidades requeridas para acceder a estos puestos.

Es importante destacar que este proceso de transición a nuevos trabajos tomará tiempo y afectará los niveles de ocupación laboral a corto y mediano plazo. En este escenario es primordial repensar, en alianza con el sector privado y la sociedad civil, en políticas públicas que permitan a nuestro país aprovechar al máximo el potencial humano que tenemos. Esto no sería solo a fin de poder preparar a la fuerza laboral para esta nueva realidad, sino también para poder generar nuevos empleos que impulsen innovación, crecimiento económico y prosperidad para la sociedad en general. 

El futuro del trabajo no necesariamente está determinado por fuerzas extrínsecas fuera de nuestro control; el futuro del trabajo está determinado por lo que como sociedad buscamos y aspiramos para nuestra población. Por ende, construirlo es responsabilidad de todos. 

Imagen de portada: Lissette Salguero 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s