El concepto de “Desarrollo” y su implicancia en Políticas Públicas

Por Juan Carlos Pane Solis*

La visión que tenemos del mundo, de nuestro país y de nosotros mismos marca las acciones que tomamos para ‘desarrollarnos’. Desarrollo significa vivir la vida que valoramos, ya sea a nivel nacional con una política pública o a nivel individual con nuestras acciones. Por ejemplo, si lo que más valoramos son las riquezas económicas, entonces como sociedad vamos a generar políticas públicas e incentivos para generar y premiar la riqueza económica por sobre otro tipo de riqueza. Por el contrario, si definimos al éxito como la igualdad de oportunidades para crecer, la cantidad de tiempo que pasamos con los seres queridos, la calidad de la salud de nuestra comunidad, el medio ambiente y la educación, entonces desempeñaremos acciones para lograr estos objetivos. En este artículo, voy a explorar brevemente dos corrientes que definen al ‘Desarrollo’ de maneras distintas y analizar cómo estas definiciones marcan diferentes caminos y acciones para lograr el desarrollo de nuestra sociedad. Estas corrientes son las de Desarrollo Económico y Desarrollo Humano.

La primera corriente a explorar define al ‘desarrollo’ como Desarrollo Económico’. Esta definición de desarrollo es la más familiar para nosotros y es la que hoy es aplicada en la mayoría de los países. Según esta definición de desarrollo, una sociedad será considerada desarrollada según cuánto crezca económicamente. Por ejemplo, un país que utiliza el Desarrollo Económico como definición de desarrollo considerará que está aplicando políticas públicas correctas si su Producto Interno Bruto (PIB) crece, porque asumirá que si crece económicamente, entonces todos los demás aspectos económicos (nivel de industrialización, infraestructura, entre otros) y no económicos (educación, salud, entre otros) también crecen.

Esta visión centrada en el ‘Crecimiento Económico’ tiene diversas implicancias. Por ejemplo, afecta la forma que los censos toman la información porque los datos serán de crecimiento económico y estos datos luego afectarán los temas de discusión en la agenda política, los movimientos sociales, las políticas públicas, la inversión en su capital humano, entre otros. Veamos un ejemplo. Si creemos que el ‘Desarrollo Económico’ es el objetivo principal entonces el sistema educativo y los recursos para formación de grandes talentos (BECAL, por ejemplo) se enfocarán en las áreas que más crecimiento económico aporten al país. Sin embargo, esta forma de ver el desarrollo no es completa porque no considera temas como la distribución de riquezas, la igualdad de oportunidades y el bienestar de las personas, temas que han y están generando muchas críticas a este modelo de desarrollo.

“Todos sabemos por experiencia que el crecimiento económico es importante pero no es suficiente”

Una de las corrientes que más ha criticado al enfoque de desarrollo como ‘Desarrollo Económico’ es la que se enfoca en el ‘Desarrollo Humano’. Esta corriente define al desarrollo como la libertad y las oportunidades que tienen todas las personas para alcanzar una vida plena en diferentes áreas consideradas importantes como el desarrollo social, la sostenibilidad del medio ambiente, entre otras. Esta visión de desarrollo, a diferencia de la anterior, pone al ser humano como su centro. Para el ‘Desarrollo Humano’, el crecimiento económico es un componente sumamente importante, pero es solamente un medio para alcanzar otros fines fundamentales como el bienestar familiar, la salud, la educación, el ocio, entre otros. En otras palabras, esta perspectiva no niega la importancia del crecimiento económico para lograr el desarrollo humano, sino que lo considera como un elemento más que ayuda al ser humano. Desde este enfoque, se busca desarrollar políticas públicas para incrementar las oportunidades que tienen las personas de realizarse en diferentes dimensiones de la vida, tanto personales como profesionales. Esta visión de desarrollo se preocupa por el bienestar de cada uno de los individuos y, por lo tanto, responde directamente a temas centrales como la desigualdad e inequidad. Amartya Sen, uno de sus mayores proponentes, dice que el crecimiento económico sin considerar el desarrollo humano no es solamente insostenible, sino que es inmoral.

Pero, ¿cómo podemos saber qué tipo de desarrollo sigue nuestro país? Veamos un caso concreto y paraguayo ¿Qué tipo de desarrollo promueve el gobierno paraguayo en materia de lucha contra la pobreza? Como primer paso para responder a esta pregunta veamos la definición de pobreza que utiliza nuestro gobierno. Para definir quien es pobre y quien no lo es, el gobierno paraguayo utiliza la “línea de pobreza”. La línea de pobreza es una línea económica imaginaria que define que quienes están por debajo de esa línea son pobres y quienes están por encima de esa línea ya no son pobres. Hay una línea de pobreza urbana y rural y una línea de pobreza extrema urbana y rural. Por ejemplo, la línea de pobreza en el área urbana en Paraguay es de Gs. 664.297 por persona. Esto significa que quienes ganan un Guaraní menos (Gs. 664. 296) están por debajo de la línea de pobreza y son pobres y quienes ganan un Guaraní más (Gs. 664.298) están por encima de esa línea y no son pobres. Podríamos entrar en más detalles, pero esta descripción ya nos da información como para aproximarnos al enfoque de desarrollo del Paraguay en materia de pobreza.

Esta definición de pobreza en Paraguay plantea un enfoque de desarrollo centrado en lo ‘económico’. Las implicancias tanto positivas como negativas de este enfoque son enormes. Para ayudar a los ‘pobres’ a que crucen la línea de pobreza, el gobierno recolecta datos económicos, los identifica, y crea políticas públicas de ‘Desarrollo Económico’ y no de ‘Desarrollo Humano’.  En términos positivos, para las familias identificadas como pobres se activan automáticamente un montón de políticas sociales como Tekoporá y Tenonderá que los apoyarán para generar más ingresos. Por otra parte, las implicancias negativas también son muy importantes. En primer lugar, este enfoque invisibiliza privaciones no económicas y muy humanas como la falta de autoestima, habilidades y conocimientos específicos, autonomía para tomar decisiones, entre otros indicadores esenciales para vivir. Por otra parte, al superar la línea de la pobreza se desactivan muchos de los programas sociales y  esto crea muchos problemas. Entre ellos están las llamadas ‘trampas de pobreza’, que son acciones sociales que buscan ayudar a las personas a salir de la pobreza pero que los mantienen atrapados porque las personas no quieren perder sus subsidios o apoyos estatales y por lo tanto buscan demostrar que no están creciendo económicamente.

Todos sabemos por experiencia que el crecimiento económico es importante pero no es suficiente. ¿Cuántos países o personas son ‘ricas’ en términos económicos pero son pobres en diferentes áreas de sus vidas? Para desarrollarnos con dignidad y para aprovechar el potencial de cada uno necesitamos tener educación, salud, confianza en nosotros mismos, trabajar en conjunto con nuestros vecinos, tener seguridad, autoestima, entre otros. Un gobierno y una sociedad que considera el desarrollo más allá de lo económico, consideraría estos y otros elementos importantes para el desarrollo humano. ¿Qué piensan ustedes; es suficiente enfocarnos solamente en el desarrollo económico para superar problemas como la pobreza? ¿Será que cuando las personas tienen recursos económicos suficientes para cubrir sus necesidades dejan de ser pobres en otras áreas de sus vidas? ¿Habría que desarrollar políticas sociales que consideren otros aspectos del desarrollo distintos al económico? Finalmente, es sumamente importante la discusión sobre qué país queremos como sociedad, uno que busca crecer económicamente o uno que busca el desarrollo humano de sus habitantes, porque su definición tendrá implicancias directas sobre las políticas públicas y sobre cada familia.

Fuente imagen de portada: Indobrit.org, The Two India Reality: Obscene Wealth, Grinding Poverty

Está cursando el Ph.D. en Desarrollo Internacional en el Institute of Development Studies (IDS) de la Universidad de Sussex (Inglaterra) gracias a una beca del Programa BECAL.

2 comentarios sobre “El concepto de “Desarrollo” y su implicancia en Políticas Públicas

  1. Estoy de acuerdo con el argumento de que el desarrollo humano va más allá del desarrollo económico en el pais. Lo que me hubiese gustado ver es ejemplo concretos de otros países que utilizan políticas de desarrollo humano que podríamos adaptar en Paraguay. Seguro habrán y esto haría que este artículo sea más convincente sobre el cambio que es posible. Segundo, esto es mucho menor, pero si me hubiese gustado que se explique un poco más la idea detrás de las líneas de pobreza. Es cierto que son “imaginarias”, pero detrás de eso tratan de calcular una canasta básica de consumo (para la pobreza moderada) y una canasta básica de alimentos (para la pobreza extrema) para sacar el monto monetario. Tiene bastantes falencias, pero no explicar esto y decir que son imaginarias como que no da la perspectiva completa! Gracias por el artículo Juanqui

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s