Solo para colorados y liberales

Por Fernando Martínez Escobar.

Hace unos días, el senador Víctor Ríos planteó transformar la Constitución Nacional de cara a las elecciones presidenciales del año 2023 porque, de acuerdo a su análisis, existe una crisis en la democracia participativa.

Para solucionar este problema propuso discutir tres cambios: reducir la edad para poder acceder a una banca en Diputados; que los fiscales pasen a ser electos por la población y, finalmente; que los senadores sean elegidos en cada uno de los departamentos, como ocurre con la Cámara de Diputados.

A los fines de este artículo, nos interesa particularmente la última propuesta. Por lo que nos preguntamos: ¿qué puede ocurrir si los senadores son electos localmente, como lo son en la actualidad los diputados?

La respuesta es simple. La mayor parte de las bancas pertenecerán a los colorados y liberales. Dicho de otro modo, el sistema de partidos será cada vez más bipartidista y el resto de las fuerzas políticas tendrán pocas o muy reducidas chances de acceder a un escaño. ¿Por qué?

Sencillo, como lo demostró Douglas Rae, una regla básica de los sistemas electorales proporcionales demuestra que a magnitudes altas en las circunscripciones electorales corresponden proporcionalidades altas, y viceversa. Esto quiere decir que cuantas más bancas se repartan en una circunscripción o distrito electoral más partidos tenderán a ser representados.

En el Paraguay, la Cámara de Senadores tiene una sola circunscripción electoral nacional y reparte 45 bancas. En cambio, la Cámara de Diputados reparte 80 bancas a través de 18 circunscripciones electorales, es decir, por medio de los 17 departamentos más la capital del país. Esto quiere decir que a cada uno de los departamentos corresponde un número de escaños distinto, que es acorde a su base poblacional.

A partir de esto y siguiendo a Rae, podemos clasificar a cada uno de los departamentos en tres categorías. Aquellos de magnitudes bajas, los cuales reparten entre dos y cinco bancas; los de magnitudes medias, que reparten entre seis y diez bancas; y los de magnitudes altas, que reparten más de diez bancas.

En el primer grupo se encuentran, de acuerdo a los datos electorales del año 2018 del Tribunal Superior de Justicia Electoral, los departamentos de San Pedro (con cinco bancas); Cordillera y Paraguarí (con cuatro respectivamente); Guairá y Concepción (con tres bancas cada uno); y, con dos bancas por departamento, Caazapá, Misiones, Ñeembucú, Amambay, Canindeyú y Presidente Hayes.

Entre las circunscripciones electorales con magnitudes medias se encuentran: Alto Paraná (con ocho escaños); la capital, con siete; y los departamentos de Caaguazú e Itapúa, con seis escaños respectivamente. Por su parte, el único departamento que podemos clasificar como de magnitud alta es Central, que reparte veinte escaños.

Finalmente, los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón son uninominales porque reparten un escaño cada uno.

Por lo tanto, la Cámara de Diputados está compuesta por once departamentos de magnitudes pequeñas, cuatro de magnitudes medias, uno de magnitud alta y dos uninominales. A su vez, esto produce lo que se denomina un efecto mayoritario e implica una distribución de escaños similar a los distritos uninominales.

En un distrito uninominal, el partido con más votos obtiene la única banca en juego, en tanto que el resto de los partidos y de los votos se quedan sin ser representados. En cambio, en un sistema proporcional perfecto se repartiría un número de bancas similar al porcentaje de votos obtenidos. Así, el partido con el 30% de los votos, se quedaría con el 30% de las bancas, el que obtuvo 20% de los votos con el 20% de los cargos y el que obtuvo el 50% de los votos con el 50% de los escaños. Por supuesto, esto no ocurre en la realidad, porque la proporcionalidad de una circunscripción electoral depende, entre otras cosas, de la fórmula electoral, de la barrera legal y, sobre todo, de la magnitud del distrito, que es justo lo que estamos analizando en este artículo.

Es por esto que si miramos los datos electorales del 2008 del departamento de Ñeembucú para la Cámara de Diputados, vemos que Víctor Ríos obtuvo el 50% de los cargos en juego con apenas el 37,47% de los votos. Esto significa que obtuvo más cargos que bancas. La situación mejoró un poco en el año 2018, donde la lista del PLRA liderada por Carlos Silva obtuvo el 50% de los cargos con el 42,19% de los votos. Pero hagamos la prueba entre ambas cámaras del Congreso y veamos si se cumple la regla a nivel general.

En Diputados, solo el 10% de los escaños corresponden a fuerzas políticas distintas a la ANR o al PLRA. A su vez, estas bancas se distribuyen en los tres distritos electorales con mayor magnitud: Central, Alto Paraná y Capital.

En efecto, en la Cámara Baja, ocho bancas de ochenta fueron ocupadas en las elecciones del 2018 por fuerzas políticas ni liberales ni coloradas: un diputado de Patria Querida (PPQ), dos de HAGAMOS y dos del Encuentro Nacional en Central; dos de PPQ en Capital y uno de Cruzada Nacional en Alto Paraná. Por lo que el 90% de los diputados electos pertenecían en conjunto a la ANR y al PLRA. Pero ¿qué ocurre en la Cámara de Senadores?

La mayor parte de las bancas pertenecerán a los colorados y liberales. Dicho de otro modo, el sistema de partidos será cada vez más bipartidista y el resto de las fuerzas políticas tendrán pocas o muy reducidas chances de acceder a un escaño.

En el Senado, quince de los 45 senadores que accedieron a una banca en el año 2018, es decir, el 33,33%, eran de una fuerza política distinta a la ANR y al PLRA. En efecto, en ese año el Frente Guasu logró seis bancas; PPQ, tres; HAGAMOS, dos; el Partido Democrático Progresista también dos; UNACE un escaño y Cruzada Nacional también uno.

Así, queda claro que cuantas más bancas reparta una circunscripción electoral más chances tienen los partidos pequeños de ser representados.

Imaginen lo que puede ocurrir con la propuesta del PLRA liderada por Víctor Ríos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s