Fortalezas y debilidades de una izquierda que se consolida. El Frente Guasú y las elecciones generales 2018

Por Carlos Benítez*

Las elecciones generales de 2018 confirmaron al Frente Guasú (FG) como la tercera fuerza en el senado, a la vez de posicionarlo como la única articulación de izquierda con representación parlamentaria del Paraguay. Sin embargo, esta agrupación tiene como principal debilidad política lo mismo que es, a la vez, su principal fortaleza electoral: la figura del expresidente Fernando Lugo.

El FG ingresó por primera vez a la Cámara de Senadores en 2013, como una concertación de fuerzas progresistas que logró posicionarse entonces como la tercera fuerza parlamentaria. Fue así, al mismo tiempo, la fuerza política progresista más exitosa desde la caída de la dictadura en 1989. Si la década del 90 abrió el juego político-electoral a organizaciones alternativas a los partidos tradicionales, las fuerzas progresistas no lograron por un largo tiempo ocupar el tercer espacio electoral.

En las últimas elecciones el FG logró superarse a sí mismo, obteniendo 279.018 votos, lo que representa un 11,47% de los votos emitidos para el senado. De esta forma, la concertación aumentó un 1,16% en comparación con las elecciones de 2013, donde se habían obtenido 238.853 votos (10,31%). Comparativamente, el FG obtuvo la mitad de los votos del Partido Liberal, la principal fuerza de oposición a nivel nacional, que obtuvo 558.000 votos, y más de un tercio de los votos del Partido Colorado, que obtuvo 748.000. En los casi 30 años de democracia en Paraguay, ninguna fuerza progresista había obtenido resultados tan relevantes.

Una fuerza en consolidación

De todas las fuerzas políticas con representación en el senado, el FG fue la única que aumentó sus escaños. Además, en algunos casos, logró superar a fuerzas tradicionales de la política nacional.

De los 19 distritos electorales en disputa, el FG se posicionó como segunda fuerza en dos de ellos, siendo sólo superado por el Partido Colorado. De esta forma, en los departamentos de Caazapá (20,26%) y Boquerón (11,26%) esta agrupación de izquierda logró desplazar a la tradicional segunda fuerza, el Partido Liberal. Otros departamentos donde el FG  superó su promedio nacional de votación (del 11,47%) fueron los departamentos de Guairá (18,31%), Itapúa (16,57%), Exterior (15,74%), Alto Paraná (14,89%), Misiones (14,25%), San Pedro (13,38%), Canindeyú (12,82%) y Caaguazú (12,18%).

Imagen 1
Resultados del Frente Guasu en elecciones 2018 para Cámara de Senadores, por departamentos, Asunción y Exterior (%)

Observamos que los tres departamentos donde el FG realizó una mejor elección se encuentran en una zona geográfica cercana entre sí , en el centro y sur de la región oriental.

Imagen 2El FG tiene mejores resultados en zonas con alto grado de conflicto social, lo que es fruto de un trabajo con sectores populares que se encuentran vinculados a los distintos partidos que conforman esta fuerza política. Estos departamentos cuentan con un alto número de pequeños productores, que se encuentran agremiados en comités, organizaciones sociales y asociaciones. En el caso de Caazapá, el 61,65% de la población económicamente activa (PEA) se encuentra vinculada al sector primario (agricultura, ganadería, caza y pesca), y más del 66% del mercado laboral es representado por trabajadores por cuenta propia y trabajo familiar no remunerado. En el caso de Guairá, esa cifra sube al 43%, mientras que la PEA vinculada al sector primario es de 35.47%. Por otro lado, en Itapúa, esos datos se dividen entre 47,44% y 28,22%.

En contraposición, el FG obtuvo peores resultados en zonas urbanas y con  menor predominancia de trabajo “cuenta propista”, como Asunción y Amambay, así como poco pobladas, como es el caso de Alto Paraguay.

Comparando elecciones: 2013 y 2018

Analizando comparativamente los comicios de 2013 y 2018, podemos observar que el FG tuvo un comportamiento sinuoso. Las últimas elecciones dieron como resultado un aumento de votos en departamentos como Misiones (+5,55%), Boquerón (+5,36%), Guairá (+4,57%) y Paraguarí (+4,36%). Mientras que, en contrapartida, los números se redujeron en los departamentos de  Exterior (-3,93%), Caazapá (-3,85%), Itapúa (-2.09%) y Concepción (-2.22%). Si bien los crecimientos en los departamentos son importantes, la talla electoral de los mismos hizo que su efecto en el resultado a nivel nacional sea moderado, dándole al FG una sola banca adicional en comparación con el periodo anterior.

Imagen 3
Resultados departamentales comparados entre las elecciones de 2013 y 2018

El factor “Lugo”

Un elemento que aún no fue suficientemente analizado es el fenómeno electoral que reviste la figura de Fernando Lugo y su aporte a los resultados del FG. La alta popularidad de Lugo, quien lideró encuestas presidenciales antes de que su participación fuese definitivamente descartada, sin dudas fue determinante para los resultados obtenidos por el FG.

Sin embargo, el éxito electoral hasta aquí descrito no se reflejó en los resultados a la Cámara de Diputados, donde el FG perdió el único escaño ganado en 2013 (en el Departamento de Itapúa). Esto podría indicar que si bien la popularidad de Lugo es visible en los actos de campaña y en las encuestas realizadas durante la campaña electoral, sin embargo, no logra transferir su popularidad a sus candidatos departamentales. Además, en los diferentes escenarios regionales pesan también  la falta de estructura político-electoral así como las decisión política tomadas a nivel local ante problemas puntuales.

Los desafíos a futuro

Todo lo hasta aquí apuntado permiten concluir que el FG realizó una buena elección, especialmente en su lista al senado. Su fuerza se consolidó en distritos con una presencia importante de pequeños productores y con una marcada historia de lucha contra la dictadura. Sin embargo, el desafío de crecer y consolidarse como fuerza política radica en trascender más allá de ese electorado.

En dicho camino, la figura de Lugo puede ser de gran ayuda, pues tiene potencial para seguir ocupando un sitial importante durante el periodo 2018-2023. Es evidente que puede obtener buenos resultados electorales por más de un periodo legislativo en ciertos distritos, aunque para crecer y consolidar su liderazgo, lo hasta aquí realizado no es suficiente. Se requiere mucho más: afianzar con celeridad la institucionalidad de su fuerza política, y el surgimiento de nuevos liderazgos, venidos de las bases sociales de la concertación. Sin este salto de cualidad no habrá crecimiento real, pues el fortalecimiento institucional y las nuevas figuras son el único camino real si verdaderamente se busca disputar el poder a los partidos tradicionales, en todos los ámbitos.

 

* Sociólogo (UCA), miembro de la Conducción de la Juventud del Partido País Solidario (JPS).

** Imagen de portada: http://www.lavozdigital.com.py

 

Un comentario sobre “Fortalezas y debilidades de una izquierda que se consolida. El Frente Guasú y las elecciones generales 2018

  1. Quiero hacer una acotación: el FG perdió el escaño de Itapúa porque el propio Fernando Lugo trabajo en contra del candidato. Dentro del FG hay una fractura: están los que quieren romper con el mesianismo y los que quieren continuar detrás de la espalda de Lugo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s